Los tornillos son las piezas fundamentales en la familia de elementos de ajuste, su clasificación depende regularmente a su tamaño y aplicación, sin embargo, existen muchas características que deben ser tomadas en cuenta para comprender la gran variedad de aplicaciones que pueden tener.

El sistema define la medida exacta, el diámetro y el número de roscas de un tornillo. Si en la cabeza viene grabado ¼ de pulgada de diámetro, en realidad se trata de un tornillo de 12 milímetros, y así subsecuentemente se definen los tornillos milimétricos. La escala fija está dada en milímetros, en la medida imperial está dada en pulgadas. Este es el paso que hay desde la rosca y la cabeza. Si en ésta viene grabado con una M y un número (ej. M2 o M3) significa que el tornillo mide dos o tres milímetros respectivamente, y es una medida tomada justo debajo de la cabeza hacia la punta de la espiga.

Si quieres conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico